Solicita tu Cita
¿Dónde encontrarnos?
Pedir Cita Llamar Teléfono
Title Image

¿Conoces los avances en trasplantes de córnea?

Trasplantes Lamelares

¿Conoces los avances en trasplantes de córnea?

Desde los primeros trasplantes de córnea, realizados a principios del siglo pasado por el Dr. Eduard Zirm (1905) y el Dr. Castroviejo (1936), hasta nuestros días, se han ido modificando las técnicas quirúrgicas, la preparación de los tejidos donantes y los tratamientos médicos. Tal ha sido su evolución que en la actualidad, podemos pensar en un Trasplante de Córnea como una cirugía ambulatoria, con un postoperatorio muy llevadero en la gran mayoría de los casos, con pocos riesgos y con unos resultados visuales y funcionales excelentes.

Posiblemente, dentro de los avances que se han producido en este siglo de historia de los Trasplantes de Córnea, lo que más ha contribuido a mejorar los resultados y disminuir las complicaciones, ha sido la aparición de los Trasplantes Lamelares. Con estas nuevas técnicas de Trasplante Lamelar (o parcial), es posible trasplantar desde la córnea Donante a la del Receptor (paciente), solamente la capa de la córnea que está dañada o enferma, manteniendo el resto de las capas intactas. Son por lo tanto, intervenciones menos invasivas, de más rápida recuperación visual y con menos complicaciones, destacando entre ellas, la menor tasa de rechazos.

La Córnea es el «cristal del ojo», la primera lente de esa máquina de fotografía y video tan sofisticada y perfecta que es el ojo humano. Tiene como función principal, junto con el cristalino, la de realizar el enfoque de la imagen en la Retina, para que ésta sea transmitida con nitidez a nuestro cerebro visual. Para poder realizar correctamente esta función, necesita cumplir dos características esenciales: mantener una forma determinada y ser transparente.

Si estas características se vieran afectadas por algún tipo de enfermedad que afectara a la córnea, perdería su funcionamiento correcto y no llegaría la imagen enfocada a la Retina. Está formada por seis capas (siete, desde el reciente descubrimiento del Dr. Dua); cinco de estas capas se encargan de mantener su forma de lente y solo una de ellas, la más profunda, es la responsable de mantener su transparencia Es la que conocemos como capa de células endoteliales o Endotelio.

Trasplantes Lamelares

El Endotelio está formado por células de forma hexagonal unidas unas a otras en forma de panal de abejas y se encargan de mantener la Córnea perfectamente transparente. Pero existen algunas enfermedades de causa desconocida, que hacen que esas células se pierdan y con ello, la transparencia de la Córnea. Dentro de estas enfermedades, la más conocida y frecuente es la Distrofia Endotelial de Fuchs.

Con la aparición de los Trasplantes Lamelares, ya no es necesario, en personas que sufran estas enfermedades que hayan perdido la trasparencia corneal y como consecuencia la visión, trasplantar todas las capas de la córnea con los clásicos trasplantes completos (Queratoplastia Penetrante), si no que, con las técnicas de Trasplante Endotelial, es posible sustituir solamente esta capa, manteniendo el resto de la córnea intacta. Esto hace que la cirugía de Trasplante Endotelial sea mas segura, menos invasiva, que se prescinda de puntos de sutura y, con todo ello, se contribuye a que el postoperatorio de estos pacientes sea mucho mejor, así como la recuperación de visión y la disminución de complicaciones postoperatorias.

Dentro de los Trasplantes Endoteliales, existen dos tipos fundamentales dependiendo de cómo se prepare el tejido donante; la llamada DSAEK , en la que ayudándonos de un microqueratomo, se corta la córnea donante para extraer una fina Capa de Células Endoteliales y parte de otra capa de la córnea (estroma), o la DMEK, técnica de mayor precisión, en la que se extrae de la córnea donante, solamente la capa de células Endoteliales. Esta última, al ser menos el tejido trasplantado, presenta mejores resultados visuales a medio y largo plazo, y mejor adaptación a la córnea receptora, pero como inconveniente, debe de hacerse en ojos que no hayan estado sometidos previamente a cirugías muy traumáticas, o que no lleven un tiempo excesivo de pérdida de trasparencia corneal, para su correcto funcionamiento. Actualmente es la Técnica de primera elección para los pacientes que hayan perdido visión por culpa de enfermedades que afecten a la capa de células endoteliales de la córnea.

Para que el éxito de la intervención y el resultado final sea lo mejor posible, los pacientes que sean diagnosticados de estas enfermedades de la córnea, deben seguir los consejos de su oftalmólogo y ser remitidos a un centro de especializado en Trasplantes Endoteliales (DMEK), cuando éste se lo indique, siendo uno de los principales factores para un buen pronóstico visual, la precocidad a la que el paciente se somete a esta intervención.