Solicita tu Cita
¿Dónde encontrarnos?
Pedir Cita Llamar Teléfono
Title Image

El glaucoma, la enfermedad silenciosa.

glaucoma la enfermedad silenciosa

El glaucoma, la enfermedad silenciosa.

La semana que viene se celebra el Día Mundial del Glaucoma. Y por este motivo, desde el Instituto Oftalmológico de Granada, queremos informar sobre esta enfermedad, ya que es una de las causas más importantes de ceguera en los países desarrollados.

 

¿Qué es el glaucoma?

 

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico, cuyo factor de riesgo más importante es la presión intraocular. Se caracteriza por ser una enfermedad asintomática en las primeras fases, en las que el paciente, de forma silenciosa, va perdiendo vista periférica progresivamente, hasta que queda solo la visión central (visión en cañón de escopeta), pudiendo llegar incluso a la pérdida total de visión.

 

 

¿Es lo mismo hipertensión ocular y glaucoma?

La cifra normal de presión intraocular no debe superar los 21 mmHg. Si alguien tiene más de este valor de presión intraocular se considera que esa persona es hipertensa ocular. Para decir que alguien tiene glaucoma es necesario que exista un daño en el nervio óptico, y que ese daño se manifieste con una pérdida de visión periférica.

 

¿Cómo se diagnóstica un glaucoma?

Para diagnosticar un glaucoma tenemos que realizar una serie de pruebas para ver si existe daño en el nervio óptico. Lo primero es conocer la presión intraocular del paciente; si tiene más de 21 mmHg ya sabemos que esa persona tiene más riesgo de que su nervio óptico se pueda alterar. Para ver si existe daño en el nervio óptico tenemos dos tipos de pruebas, las pruebas funcionales (campo visual), que nos mide la visión periférica del paciente; y las pruebas estructurales (Tomografía de coherencia óptica-OCT del nervio óptico), que nos permite medir las fibras nerviosas que tiene el nervio óptico. Todas estas pruebas tienen interés en el momento del diagnóstico y es conveniente repetirlas periódicamente para intentar ver si existe progresión o no de la enfermedad.

 

¿Cuál es  el tratamiento médico del glaucoma?

Cuando decidimos tratar un paciente empezamos con un tratamiento médico con colirios, para bajar la presión intraocular. Los fármacos son cada vez más eficaces, mejor tolerados y con menos efectos secundarios.

 

¿Existe un tratamiento quirúrgico para el glaucoma?

Cuando la enfermedad progresa a pesar del tratamiento médico, tenemos que pasar a un tratamiento quirúrgico, donde cada vez tenemos más opciones. Desde las cirugías filtrantes perforantes y no perforantes hasta las nuevas técnicas de cirugía mínimante invasiva del glaucoma.

Actualmente disponemos en el Instituto Oftalmológico de Granada de una nueva tecnología que ocupa un espacio intermedio entre el tratamiento médico y el quirúrgico en el protocolo actual del tratamiento del glaucoma. Es el nuevo láser CYCLO G6, que actúa con micropulsos aumentando la filtración del humor acuoso por la vía uveoescleral, disminuyendo las cifras de presión intraocular.

La gran ventaja de este nuevo láser CYCLO G6 es que es un procedimiento extraocular, no siendo necesario introducirnos dentro del ojo y por tanto evitando riesgo de inflamaciones, infecciones o hemorragias intraoculares. Se realiza de forma ambulatoria, el paciente tras la intervención quirúrgica se marcha a su casa. El descenso de la presión intraocular que se consigue con este láser CYCLO G6 es progresiva, siendo su efecto máximo en torno al mes de la cirugía.

Queremos destacar la importancia de las revisiones oftalmológicas periódicas, sobre todo a partir de los 40 años, donde se pueda realizar un diagnóstico precoz y poder así preservar la mayor cantidad de campo visual y de visión. Ya que el objetivo del tratamiento del glaucoma es detener la enfermedad. El daño que se produce en el nervio óptico es un daño irreversible y que no se puede recuperar.