Solicita tu Cita
¿Dónde encontrarnos?
Pedir Cita Llamar Teléfono
La prioridad de nuestra clínica es ofrecer un entorno seguro para nuestros pacientes. Medidas COVID-19 Más información
Title Image

Agujero Macular

Home  /  Agujero Macular

¿Qué es un agujero macular?

Los agujeros maculares son patologías de la interfase vítreo-retiniana que provocan la formación de una oquedad en la retina en su parte central, la región macular, dando lugar a una visión distorsionada y/o reducción de la visión, que en ocasiones puede darse de forma más o menos brusca.

¿Cuáles son las causas que lo provocan?

Es secundaria en la mayoría de los casos a un desprendimiento de gel vítreo , que rellena el ojo, anómalo, que provoca tracciones sobre la superficie de la retina y separa sus capas internas hasta formar un verdadero agujero en las mismas.

Existen otras causas menos frecuentes asociadas a los agujeros maculares, como los traumatismos oculares o intervenciones quirúrgicas previas retinianas (de desprendimiento de retina, por ejemplo).

¿Que síntomas provoca un agujero macular?

Provoca una reducción de la agudeza visual central que en estados iniciales puede ser leve, muy sutil, pero que conforme va progresando provoca distorsión de imagen, lo que llamamos metamorfopsia, es decir, visión distorsionada de las imágenes (las líneas rectas se observan curvas) y deterioro de la visión central.

 

¿Cómo se diagnostica un agujero macular?

Conocidos los síntomas que refiere el paciente, ayudados de la exploración de la visión central mediante la rejilla de Amsler y de la exploración del  fondo de ojo se puede diagnosticar la existencia de un agujero macular. No obstante hoy dia la OCT de macula se ha convertido en la prueba más importante y concluyente para el diagnostico de esta entidad clínica.

¿Qué tratamiento tiene un agujero macular?

Esta patología de la fase vítreo-retiniana suele presentarse en consulta cuando ya es susceptible de tratamiento quirúrgico, ya que en su fase de inicio puede pasar desapercibida. Solo en fases muy iniciales se recomienda una conducta expectante ante la posibilidad de cierre espontáneo sin tratamiento. En el resto de los casos, es recomendable hacer tratamiento quirúrgico de forma preferente, pues en el tiempo de evolución reside el pronóstico de recuperación visual posterior.

El tratamiento se realiza mediante una técnica llamada vitrectomia, que se realiza con anestesia loco-regional (sólo se anestesia el globo ocular y región periocular) y consiste en la extracción de la parte central del gel vítreo, que rellena el ojo, y un pelado de la membrana limitante interna, la capa mas interna de la retina, tras teñirla para una mejor visualización. Al finalizar la cirugía, el ojo se deja relleno de un gas taponador que ayudará al cierre del agujero macular. Es una cirugía de una duración aproximada de una hora y media.

El postoperatorio en estos casos requiere de tratamiento postural, fundamentalmente posición cabeza hacia abajo (mirando al suelo) los primeros días, para un mejor efecto del gas intraocular, el cual se va reabsorbiendo poco a poco a lo largo de las semanas. La recuperación visual, se produce progresivamente incluso hasta un año después de la cirugía, dependiendo del caso.